PARRANDA VALLENATA

Tu Parranda Vallenata en Bogotá y alrededores. Los mejores conjuntos vallenatos de la ciudad, especialistas en: Música Nueva Ola, del Ayer y de Siempre. Nuestro repertorio es uno de los más variados en Bogotá.

-Tu parranda vallenata en Bogotá, Soacha, Madrid, Zipaquirá, La Calera y alrededores-

DESDE 195.000 PESOS

La Parranda Vallenata

Las primeras parrandas vallenatas nacieron como reuniones de amigos en el siglo XVIII, cuando el vallenato apenas nacía y la música se tocaba con guitarra.

La parranda vallenata siempre se hacía alrededor de un árbol con muchas ramas, podía ser de mango o de matarratón. Había  un conjunto típico de caja, guacharaca y acordeón bajo la sombra y todo el mundo tocaba las palmas

Los privilegiados que hacen parte de estos momentos dedicados al goce colectivo de la saben que la parranda vallenata tiene un estricto código de etiqueta.

Por ejemplo, se reciben con abrazos fuertes a los amigos, no se le puede dar la espalda a nadie y no se baila por ningún motivo, aunque sienta que la música le invada el espíritu o se esté enamorando con coqueteos a una mujer.

Es una grave afrenta que se hable mientras el acordeonista ejecuta sus notas. Es una ceremonia donde los máximos honores se le rinden al acordeonista, al guacharaquero y al cajero, al escucharlos con absoluta reverencia.

Otros aseguran que solo si es miembro de la familia que organiza la parranda vallenata se puede llevar algún aporte como el trago o comida. De lo contrario está mal visto. “Eso es de mal gusto llevar algo a la parranda. Aquí no se reciben los regalos porque la familia que invita es la que gasta”.

Todo buen parrandero sabe que existe este código casi secreto para esta clase de reuniones, que se puede transgredir por descuido u olvido, pero siempre habrá otro parrandero que se acerque al parrandero rebelde y le toque el hombro para recordarle el código.”

La parranda vallenata tiene unas características que son únicas. Tiene que ser debajo de un palo frondoso, que dé sombra, en la que se reparta whisky Old Parr, que es como el jugo vallenato por excelencia, y no se puede bailar”

La parranda vallenata verdadera no suma más de 20 personas reunidas, sentadas en taburetes bajo un árbol frondoso. Como lo dijo Emiliano Zuleta, si son más de 20 personas ya es un concierto. Esa es la original.

Gastronomía de la parranda vallenata.

Son indescriptibles los olores que salen de la cocina y despensa de la finca, hacienda o casa familiar donde se desarrolle una parranda. “La comida que se sirva será definitiva para que la parranda tenga éxito o no”. El sancocho será el plato por excelencia que puede ser trifásico, de costilla o mondongo. El banquete debe ser exagerado, pero siempre variado, y la matrona anfitriona de la casa será un ser silencioso que siempre se anticipa a las necesidades de sus invitados. El desfile de platos comienza con picadas y pequeños bocados ligeros, para aquellos que se tienen que despedir rápido e irse a otra parranda, pero el plato fuerte debe ser contundente y con un variado menú que responda a los gustos de todos los invitados. “Habrá carne, pollo, gallina guisada, carne molida, chicharrón, chivo, friche y como complemento se puede ofrecer plátano, yuca, bollo y arroz”, explica Daza. La tarde finaliza con dulces típicos de la región que se disponen en una mesa especial para los invitados. “La idea es que todo el mundo se vaya con la barriga llena y el corazón contento, seguramente a seguir para otra parranda”, remata Daza.

-“En una parranda vallenata se detiene el tiempo y el espacio, es como si el exterior no existiera.” – Poncho Zuleta

Fuente: El Heraldo

-Tu parranda vallenata en Bogotá, Soacha, Madrid, Zipaquirá, La Calera y alrededores-

DESDE 195.000 PESOS